Talveila, un pueblo de Soria.

Todavía existen pueblos castellanos, que sin estar en guías turísticas ni en las rutas típicas de los viajeros, fascinan al visitante que llega allí por casualidad.

Este es el caso de Talveila, un pueblo de la provincia de Soria que guarda un patrimonio arquitectónico rural envidiable.

 

Talveila es un pequeño caserío situado al sur de la Sierra de Urbión, que cuenta con 176 habitantes, la mayoría de ellos dedicados a la agricultura o a la ganadería bovina.

Para llegar a el, se debe tomar desde la capital soriana la N-234, dirección Burgos hasta San Leonardo de Yagüe, después coger la carretera SO-V-9253 dirección Cubillas. Dejando atrás Casarejos y Valdillo se llega por fin a Talveila.

 

Lo primero que llama la atención de este pueblo castellano son sus bonitas casas pinariegas. Normalmente son de dos pisos, el inferior de mampostería de piedra y el superior con adobe y entramado de madera. Varias casas descubren bellas balconadas de madera en el piso superior. El valor arquitectónico-etnológico de estas viviendas es muy alto. Como es bien conocido el poco apego por conservar lo antiguo,  espero que este valor sea respetado y que la temible piqueta, la ruina, o el despropósito no mutile al pueblo de sus bellos rincones.

 

Madera. Estando en la Comarca de Pinares Altos es imposible no hablar de este regalo de la naturaleza. En este caso la madera es de pino, fuerte y ruda, que aguanta perfectamente los fríos invernales y las constantes lluvias.

 

Grandes y frondosos son los bosques que rodean Talveila y además, bien cuidados. La razón es muy sencilla: son bosques comunales, de los cuales adquieren pingües beneficios los sogaños, como se les conoce cariñosamente a los que moran estas tierras.

Cuentan, que este real privilegio fue concedido gracias a un antiguo oficio, el de la Carretería y por ello cada año se reparten entre los vecinos las ganancias que genera la venta de la madera de sus preciados pinos. Si duda alguna es el mejor método en la lucha contra los incendios. ¿Quién se atrevería a quemar sus futuras ganancias?

 

Además de varias coquetas fuentes de piedra, un ayuntamiento con escudo nobiliario y un restaurado horno de cal, Talveila tiene a la Iglesia de San Miguel  por su mayor monumento artístico. Se trata de un pequeño templo, dicen de origen gótico, que alza una gran espadaña coronada por un gran nido de cigüeñas, habitantes ilustres de los más altos lugares de Castilla.

 

Por otra parte, un personaje local, creo carpintero, ornamentó en el pasado siglo su casa y su taller con diversas molduras o esculturas extrañas. Es bastante curioso ver que en una fachada el ornamento sea un molde de la mano del dueño de la casa. Jamás vi algo igual.

 

Como cualquier pueblo, en Agosto celebra fiestas donde se reúnen los “hijos del pueblo”, pero además siguen con esa tradición tan de aquí: Pingar el Mayo. A finales de Abril o principios de Mayo, los mozos del pueblo, los quintos, eligen el mejor pino del monte, el cual cortan y adornan para “replantarlo” en el casco urbano. Con esto demuestran su hombría a las mozas casaderas, además de rendir culto a la figura del árbol.

 

Pero este pueblo soriano guarda un gran secreto, que se quiere pregonar a voces: un patrimonio paleontológico digno de mención. Un pequeño “parque Jurásico” donde se encuentran ammonites, belemnites, braquiópodos, bivalvos, crinoideos y demás fauna marina que vivió por aquí hace 200 millones de años, cuando en vez de tierra había mar.

Además de estos pequeños seres, el viajero observador e imaginativo, podrá ver unas icnitas, interpretadas como huellas de dinosaurios, saurópodos en concreto.

 

Son muchos y variados los alicientes para incitar al turista a visitar Talveila, desde arquitectónicos hasta paleontológicos, donde historiadores, geólogos, arquitectos, etnólogos o “gentes normales” encontrarán un apacible lugar donde hacer senderismo, descubrir interesantes fósiles, o simplemente descansar.

 

                                                                juanma

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajecitos chulos. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Talveila, un pueblo de Soria.

  1. Adrian dijo:

    Hola Juanma!!!
    Me hace ilusion que a ti tambien te guste el folclore tradicional que se entona por los pueblos. Realmente es todo un arte. Si escribes en youtube "camin de cantares" tienes un monton de videos de la musica tradicional Asturiana.
    Gracias por compartir esa informacion.
    Un saludito y un abrazo enorme.
    Adrian.

  2. Fenix dijo:

     
    Pero que cantidad de sitios interesantes conoces!!!
    Tomo nota para futuras expediciones.
    Un abrazo
     

  3. Hele dijo:

    Hola Juanma, desde que tengo uso de razon, y antes aun, creo que la primera vez tenia dos meses, he ido a Talveila cada vez que he podido. Pues mi familia es de alli.Me ha hecho mucha ilusion, leer algo, y mas si viene de alguien que pasó por alli, y al igual que a muchos, le encandiló.Por cierto, Talveila esta considerada como Villa (Excelentisima villa) para ser mas exactos. y GRACIAS, por descubrir a los demas la belleza de los pequeños lugares

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s