Casa Museo del Ratón Pérez (Madrid)

Son muchos los personajes infantiles que hacen volar la imaginación de los niños de todo el mundo. Hadas, duendes, príncipes, magos y dragones conviven con bonitas leyendas como la de San Nicolás, los Reyes Magos de Oriente o incluso Harry Potter. Todos ellos provienen de países de fantasía o muy muy lejanos. Por eso, el personaje del que os voy a hablar hoy, os resultará familiar, cercano y muy conocido. Señoras y señores os presento al Ratón Pérez.

 

Todos los niños del mundo saben que el primer diente de leche que se les cae, tiene que ponerse debajo de la almohada antes de irse a dormir. Al día siguiente el diente habrá desaparecido y en su lugar aparecerán unas monedas o un pequeño regalo. El culpable es el Ratón Pérez, ilustre madrileño, que lleva más de un siglo entregado a la causa más noble, la felicidad de un niño.

 

Figura 1.- Portada de la segunda edición de “Ratón Pérez” (1911).

 

Ratón Pérez vive en Madrid, en la Calle Arenal nº 8, en el lugar donde antiguamente se encontraba la Confitería Prast. Su casa es una caja de galletas inglesas marca Huntley, que está situada detrás de un enorme montón de queso de gruyere. Allí vive con toda su familia: su esposa, la Ratona Pérez, sus hijas Adelaida y Elvira, su hijo Adolfo y el aya Miss Old-Cheese, “ratona inglesa muy ilustrada”. Todo esto lo sabemos gracias al Padre Coloma, jesuita y académico, escritor de cuentos infantiles y muy amigo de la Casa Real Española.

 

Corría los últimos años del siglo XIX cuando al pequeño Rey Alfonso XIII se le cayó su primer diente. Era este un niño muy aprensivo, que incluso tenía miedo de cortarse el pelo. Por eso, su madre la Reina Regente Maria Cristina, encargó a Luis Coloma una pequeña historia para que el pequeño príncipe no quedara traumatizado.

 

Figura 2.- Entrada de la Casa-Museo del Ratón Pérez.

 

El genial escritor se basó en una antigua tradición para crear una pequeña novelita en la que el rey niño Buby I conoce al Ratón Pérez y le acompaña hasta la calle Jacometrezo a cambiar el diente de un niño llamado Gilito por una moneda de oro. Gilito es muy pobre, no tiene ni mantas para arroparse, cosa que hace que Buby I quede conmocionado e intente ayudar desde ese momento a todos los súbditos de su reino.

 

No hace falta decir que el Buby era en realidad el pequeño Alfonso, el cual quedó fascinado con la historia. Esta narración tiene un marcado sentido católico, ya que Buby se da cuenta de que todos los habitantes del reino son “sus hermanos menores” porque rezan por la mañana el padrenuestro, como lo hace él.

 

Para todos los niños del mundo, y para los mayores que crean en la fantasía, podemos encontrar en la primera planta del edificio de la antigua confitería Prast, un pequeñito museo dedicado a este personaje. La visita cuesta 1€ y está narrada por una simpatiquísima guía. Además, el ayuntamiento Madrid colocó en la planta baja del edificio una placa conmemorativa y una estatuilla donde podemos ver al pequeño ratón según lo describe el Padre Coloma.

 

Figura 3.- Pequeño monumento al Ratón Pérez.

 

Estos son los secretos que guarda Madrid, una ciudad con gran historia, y con hermosas leyendas.

                                                   Juanma

 

 

Todas las fotos están hechas por mí.

 

Casa-Museo del Ratón Pérez. C/Arenal, nº 8. 1º, 28013 Madrid.

Tlf, 91 522 69 68. www.casamuseoratonperez.com.

Correo electrónico: ratonperez@casamuseoratonperez.es

Esta entrada fue publicada en Museos del Mundo. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Casa Museo del Ratón Pérez (Madrid)

  1. Mª ANGELES dijo:

    Me ha encantado este artículo.jeje.Cuando mis sobris sean un poco más mayores les llevaré de excursión al museo

  2. Manuel Jesús dijo:

    ¡Qué curioso! Me ha gustado mucho, no conocía la historia que había detrás o incluso que hasta había un museo. Además es monísimo el ratón de la estatua, jeje.

  3. Bob dijo:

    Vaya. La primera noticia que tengo de este lugar. A mi, ya hace mucho tiempo que me vino a visitar pero, cuando tenga un rato, me acercare. Por lo demás, que te puedo decir, me encanta los cuentos y las leyendas.Un cordial saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s